viernes , 24 noviembre 2017

Mejorar la defensa en baloncesto facilita el juego de ataque

Defensa Agresiva
Últimamente tengo la vaga sensación de que me falta algo, en los entrenamientos…

Mitad de temporada, parece que los jugadores empiezan a aplicar de forma “instintiva” el estilo de juego que queremos practicar. Las normas generales para desplegar nuestro juego ofensivo han dejado de ser “normas”, para pasar a ser algo instintivo, que no es necesario machacar, parando para corregir constantemente.

¿Qué normas son?

– Balón llega lo antes posible a campo de ataque.

– Jugador busca amenazar constantemente a la defensa, desde antes de recibir balón, buscando espalda del defensor, castigando la recuperación al balón atacando a contrapie; y con balón amenazando el 1c1.

– Muy agresivos atacando la canasta, y a la vez leyendo movimientos de mis compañeros. Somos generosos; en una penetración, forzamos para acabar dando un gran pase, no para fallar una entrada “espectacular”.

– Los tiros deben ser dentro de un ataque con ritmo. No llego y “me la chusco”, fuerzo el 1contra1, atraer a la defensa. Buscamos tiros para nuestros compañeros que recibirán en equilibrio, bien cuadrados al aro. Después de un buen pase tenso aprovecho esa inercia del ataque para tirar con la mente en “modo automático” (sin complejos).

Podría entrar en más detalles, pero creo que esos cuatro puntos sirven para dibujar un escenario de lo que me gusta desarrollar ofensivamente. Mi planteamiento del juego es alegre y dinámico, sin mucha rigidez táctica, más bien dando importancia a los conceptos y las lecturas del resto de jugadores en pista. En general podría decirse que pretendemos conseguir, que nuestros defensores vayan a remolque de nuestras acciones ofensivas.

Llegados a este punto de la exposición es cuando toca plantearnos…
¿Cuál es la clave para lograr desarrollar ese juego en el que la defensa esté descolocada, o en constante “recuperación”?
¿Cómo podemos conseguir tener la iniciativa en la mayoría de las acciones del partido?

DEFENSA Y REBOTE

No le des más vueltas. ¿Quieres tener un equipo que disfrute de situaciones fáciles para anotar? La clave está en la defensa y dominar el rebote.

Reconozcámoslo, cuando disfrutamos en un entrenamiento viendo que nuestros jugadores realizan buenas acciones ofensivas con cierta continuidad, casi me atrevería a decir, que algo esta fallando…tanta facilidad para dividir a canasta, doblar, inversión de balón y triple sólo desde la esquina…
ALGO FALLA. ¿Qué está sucediendo?

Dividir a canasta->Alguien no aguanto el 1c1 y le desbordaron,
Doblar el balón -> Alguien que hizo una ayuda y no hubo rotación de otro compañero para cubrir esa línea de pase,
Invertir el balón -> No rota bien la defensa, permitimos que circulen el balón con facilidad,
Triple sólo desde la esquina -> Nadie esprinta para recuperar, dejamos que lancen un tiro librado,

Cuatro acciones en ataque, cuatro o alguno más, errores en defensa. Ahora nos debemos preguntar…

¿Cuando sucede una acción ofensiva “brillante” en ataque, nos preocupamos porque eso significa, que algo debió hacer mal la defensa?

Pocas veces…

En general, al menos yo soy el primero en entonar el mea culpa, tenemos tendencia a estar mucho más preocupados por la mejora del ataque, que en corregir a la defensa. Por eso es muy valioso poder disfrutar de tener un 2do entrenador. Uno se puede fijar en el ataque y otro en la defensa, corrigiendo cada uno una cosa.

En el último artículo comentamos la importancia de la coherencia. Si en tu entrenamiento planteas un ejercicio para trabajar un aspecto defensivo, y uno de tus jugadores hace una virguería en ataque, no podemos aplaudir esa acción porque echaríamos al traste el objetivo del ejercicio, y estaríamos enviando un mensaje erróneo a nuestros jugadores.

Para concluir diría que la defensa no requiere de un volumen trabajo excesivo a nivel técnico, si no de un enfoque importante a nivel motivacional, si no conseguimos inculcar una cultura de esfuerzo defensivo en nuestros equipos, sólo atacando y haciendo jugadas bonitas con el balón, puede que nos sirva para ganar dos o tres partidos, pero a la hora de la verdad, el equipo que termina prosperando es aquel que consigue desarrollar un juego más completo en todas sus facetas.

Luchemos para reducir el déficit defensivo en nuestros equipos.

Sobre Adrián Arboleya

Creando Tubaloncesto.es desde Diciembre del 2009 | Motivación, implicación, colaboración, siempre buscando nuevas perspectivas. | Entrenador en el Real Grupo de Cultura Covadonga de Gijón. | @adryac Linkedin

Deja un comentario