Lunes , 24 julio 2017
Entrenamiento minibasket RGCC Tubaloncesto

“Igual hasta consigues que piensen” – Ideas para que los jugadores de minibasket adquieran actitudes esenciales

“Igual hasta consigues que piensen”

Esta frase me la ha dicho una madre al recoger a su hija después del entrenamiento de hoy. Sospecho que esa mujer nunca ha jugado al baloncesto, no entiende de técnica ni táctica individual, pero si que ha comprendido lo que tratamos de hacer en ciertas fases del entrenamiento. Tratamos de que el jugador entienda el motivo, “el por qué” de ciertas acciones o movimientos que deben hacerse durante el juego.

La clave está en la forma en la que planteamos ese aprendizaje.

¿Diseñamos ejercicios y situaciones en las que el jugador descubra por sí mismo la respuesta?

¿Tratamos de inculcar actitudes y formas de entender el juego que les sirvan para competir y esforzarse durante los entrenamientos?

En este artículo quiero ofrecer alguna idea para conseguir introducir situaciones en las que los niños y niñas se lleven o vayan “absorbiendo” ciertas maneras de comprender el juego y les vayamos marcando el camino para ir ganando en carácter.

Tiro hasta meter canasta

Personalmente me da mucha rabia ver a los jugadores durante ejercicios o el propio partido, tirando o entrando a canasta, verles fallar y no inmutarse lo más mínimo. Ni si quiera buscan coger el rebote para intentar volver a meterla. En los entrenamientos hacemos ruedas y con tal de no estropear la coreografía, al jugar le da igual si la falla.

La forma de corregir e inculcar hambre por ir al rebote y luchar para acabar metiéndola, es muy sencilla. Si fallo trato de coger el rebote sin que el balón bote el suelo y la vuelvo a subir. El nivel de acierto dependerá del nivel de tus jugadores, y las veces que tirarán hasta meter también variará, pero con este hábito conseguirás dos cosas muy importantes.

Inculcar actitud de hambre por ir al rebote.

Les introducirás el hábito de “querer meter canasta”.

Recomendación: No plantear esta costumbre cómo un medio para frustrar a los jugadores que suelan fallar más veces, sino un método para generar un buen hábito.

Lo más importante es que el balón no llegue fácil a canasta

Que los jugadores cuando empiezan sean capaces de defender sabiendo cual es su marca o su par, es algo muy importante. A corto o medio plazo, cuando se enfrenten con equipos de mayor nivel que sean capaces de pasar bien el balón, que cada uno defienda al suyo será fundamental. Pero creo que a veces por ser más “papistas que el papa” no dejamos que los jugadores tengan clara la que debería ser la prioridad 1 en defensa. Qué el jugador con balón no meta canasta.

En minibasket el 80% de las canastas suelen ser a través de situaciones de superioridad del ataque, ya sea por un robo de balón o una transición rápida de defensa a ataque por un buen rebote, o un saque de banda rápido. Teniendo esto claro, a la hora de diseñar nuestros entrenamientos, tenemos que tener en mente trabajar más situaciones de desequilibrio en las que los jugadores tengan que tomar decisiones.

Un ejercicio ideal para esto, puede ser un 2c2 obligando a la defensa a partir de una situación de desventaja. Un defensor tiene que chocar con el entrenador, o pisar el circulo de medio campo para poder defender… En esto cada uno que lo invente como quiera, pero la clave está en enfrentar a los niños a situaciones especiales en las que se puedan encontrar durante un partido.

Cambio de ritmo, explosividad – explosividad, cambio de ritmo

No concibo ejercicios de manejo de balón, en los que los jugadores no tengan que botar a diferente intensidad, echar el balón adelante para rebasar al defensor, hacer un cambio de mano y “apretar el bote”. Cómo suelo decirles, no somos caballitos trotando por el campo, somos panteras que saltan a por las gacelas.

Ya lo decía Bozidar Maljkovic en una de sus frases célebres “En baloncesto sólo hay dos posibilidades: sprint o stop”.

Siempre flexionados y dejo que el balón corra aunque se me escape, estamos entrenando. Al que nunca se le escape el balón será mala señal, porque no lo estará haciendo a tope.

Un ejercicio de manejo de balón a toda la pista, cada niño con su balón trabajando cambios de ritmo, cambios de mano y dirección, acaba valiendo más que poner a dar vueltas al campo sin ningún otro aliciente que correr…

Y hasta aquí unas cuantas ideas que querían compartir con vosotros hoy. Espero que os resulten de valor y como siempre estaré encantado de leer cualquier otra idea que queráis aportar, o comentarios sobre las que yo he propuesto.

Un abrazo a todos,
Adrián Arboleya

No olvidéis dejar vuestros “me gusta”, compartir, comentar y suscribiros al blog de los Entrenadores PROMINI 

promini_letra

Suscríbete a nuestras publicaciones!
Introduce tu dirección e-mail:

Es posible gracias a FeedBurner

Sobre Adrián Arboleya

Creando Tubaloncesto.es desde Diciembre del 2009 | Motivación, implicación, colaboración, siempre buscando nuevas perspectivas. | Entrenador en el Real Grupo de Cultura Covadonga de Gijón. | @adryac Linkedin

Deja un comentario