Planificación de la temporada: Cómo hacer la planificación de mi equipo de baloncesto paso a paso

Este tiempo de reflexión y confinamiento se ha convertido en una gran oportunidad para planificar la temporada que viene.

En este artículo compartiré mi enfoque y una serie de recomendaciones sobre cómo plasmar en un documento las ideas a trabajar durante la temporada, en qué orden y en qué momento.

De forma sencilla, podríamos definir el acto de Planificar como la acción de ordenar ciertas actividades dentro de un marco temporal concreto. Interesa maximizar el aprovechamiento del tiempo disponible buscando una coherencia en la secuencia de actividades. Todo el proceso está supeditado a la búsqueda de lograr unos objetivos claramente definidos.

Cómo se me ha quedado una publicación bastante densa, te dejo un índice:

Condiciones de contorno. Información preliminar

Te enumero una serie de temas que deberías tener en cuenta de forma preliminar:

– De qué recursos dispongo. (Tiempo, instalaciones, equipamiento…)

– Cuáles son las características de los jugadores en mi equipo.

– Cuáles es la cultura de mi club.

– Qué se espera de mi trabajo con el equipo. Objetivos individuales, colectivos, competitivos.

– Antecedentes de mi equipo. Qué estilo de juego vienen jugando, roles de los jugadores…

– Cuáles son mis objetivos individuales como entrenador. Cuáles son mis expectativas sobre la temporada.

Con todo esto y muchos otros detalles que seguro me he dejado en el tintero (anímate a dejar un comentario para complementar la publicación), toca enfrentarse a la hoja en blanco.

A veces puede que sea fuerte la tentación de pedir alguna plantilla, o algún ejemplo de planificación. Mi opinión es que el valor de planificar reside en el propio proceso en si. De nada sirve que alguien te pase un «mega excel» lleno de datos y pestañas (fruto de varios años metiéndole muchas horas),  ya que al final, sólo servirá para frustraste y sentirte abrumado. Recuerda que el valor es el contenido que salga del tu ejercicio de análisis y definición. Además en base a mi experiencia manejando numerosas hojas de excel, los «frankesteins» que pueden acabar montándose, aunque para su creador puedan resultar de mucha utilidad, cuando otro usuario tiene que aprovecharlos, puede resultar difícil y engorroso. Obviamente tener referencias está bien, puede ayudar a abrir la mente, pero no hay nada como hacerlo a tu gusto.

Creo importante recalcar que las planificaciones deben concebirse como una guía que nos marque el rumbo, las etapas y pasos que tenías previsto ir dando, pero siempre deben entenderse como algo vivo, susceptible de irse adaptando. Cuanta más experiencia tengas, mejor planificarás. El hecho de cambiar cosas posteriormente, y que seas consciente de ello, no deja de ser un beneficio consecuencia de haber planificado previamente.

El acto de planificar es un proceso iterativo, repetitivo. Es decir, que cada cierto tiempo debemos hacer pausa, tomar perspectiva y revisar nuestra planificación.

Con tu planificación hecha, sabes hacia donde quieres ir, cómo y cuándo vas a hacerlo. Y no nos engañemos, como cualquier otra cosa en la vida, a planificar se aprende planificando, analizando cada cierto tiempo si tus previsiones fueron correctas, que ajustes has ido dando con respecto a lo planeado, si los progresos son como esperabas…Todo este proceso de análisis y reflexión es lo que te convertirá poco a poco en mejor entrenador.

Al escribir esto, se me ha venido a la mente una cita que decía «Una meta sin un plan es sólo un deseo». Yo también diría, «El que no tiene un plan, no sabe hacía donde va».

Proceso de Planificación de la temporada

Imagina que el proceso de planificación fuese como cuando hacemos zoom en una foto en el móvil. Partimos de un panorama general, y vamos haciendo zoom bajando hasta el detalle que nos interese ir viendo.

En base a la condiciones de contorno que estés manejando (los puntos previos comentados), debes empezar a definir los conceptos y las ideas que vas a ir trabajando durante la temporada.

Conceptos e ideas generales

Partimos de ideas o conceptos más de alto nivel asociadas a como quieres que tu equipo juegue.

Para estructurar las ideas, te propongo dividirlas en 5 bloques de ideas:

  • Defensa
  • Ataque con balón
  • Ataque sin balón
  • Transición defensa-ataque
  • Transición ataque-defensa

Deberías tener un mínimo de 3 ideas por bloque. Pero en general, no te agobies ni te atasques, si ahora al principio hay alguna idea que no la veas clara. Seguramente haya conceptos que los vayas adaptando en función de como responda el equipo, o que quizás la revises con alguien y puedan surgir ideas nuevas… Aquí por ejemplo se podrían añadir más apartados, situaciones de saque de banda, fondo, según el tiempo de posesión disponible…pero recuerda que estamos en una fase «más macro».

Estructura Temporal

Con tu idea «general» de juego es momento de ir entrando en el análisis de la estructuración temporal. Recuerda planificar es ordenar cosas en el tiempo

Para ello, en mi caso, me gusta coger una hoja de excel y generar un calendario más bien «tosco».

Pongamos que la pre-temporada empieza el 20 de Agosto. En una columna pongo esa primera fecha y arrastro hacía abajo hasta llegar al último día de la temporada…que para mi ejemplo digamos que sea 20 de Junio. En la columna siguiente añado el día de la semana «DIASEM()», esto me servirá para identificar qué día de la semana es la fecha del calendario. En la siguiente columna agrupo los días por semanas numerando desde la semana 1 hasta la 40, y en la siguiente columna identifico los meses.

Con todos los días de mi calendario ahí expandidos, empiezo a filtrar. Si mi equipo va a entrenar 3 días a la semana, me quedo con esos días borrando el resto de filas y dejo una fila más, correspondiente a alguna sesión extra que pudiésemos conseguir, o al partido del fin de semana. Además reviso el calendario escolar y le marco los festivos.

A partir de aquí ya es cuestión de ir metiendo todos los hitos o fechas importantes: inicio y calendario de competición, algún torneo que sepas que soléis jugar todos los años, amistosos que te planteas organizar…

Con este ejercicio nos haremos una composición del tiempo disponible en la temporada. Sólo con esta primera foto, ya podremos extraer información valiosa…De cuántas sesiones dispondré toda la temporada, cuántos entrenamientos tengo hasta el primer partido de liga, horas totales de trabajo que estarán a tu disposición durante toda la temporada…

Definición de bloques de trabajo

Con la confección del calendario, ya empezamos a identificar datos de valor. Volviendo a la metáfora de la foto general, damos un pequeño golpe de zoom, para entrar en un nivel de detalle intermedio. El siguiente paso sería definir los bloques de trabajo en los que descompondríamos la temporada.

Generalmente, una buena manera de dividir la temporada sería empezar identificando cuáles deberían ser las épocas de «mayor rendimiento» del equipo. A veces puede que según el equipo, identificar eso, no sea fácil, básicamente por el hecho de que está dentro de nuestras preocupaciones «el rendimiento». Una manera más obvia podría ser hacerlo a la inversa, identificando los principales «parones» del año. El más común es el parón por navidad y quizás el de semana santa.

Al final una estructura muy obvia suele ser dividir los 10 meses de trabajo en trimestres acorde al calendario escolar.

A partir de aquí cogeríamos el primer bloque o también llamado «Mesociclo» y detectaríamos los principales hitos dentro del mismo.

En el primer bloque algo obvio, sería ver cuantas semanas y sesiones tengo desde el inicio de la temporada hasta el primer partido de competición. Dependiendo de la categoría y los objetivos competitivos del equipo, será más o menos relevante ver contra que equipos nos tocará jugar, pero sin duda, puede que sea un input importante de cara a la organización del trabajo. En principio, si entrenas un equipo en categorías de formación, en esta fase de la planificación, la competición no debería ser lo más relevante.

A modo de ejemplo te dejo una propuesta de bloques para ese primer mesociclo hasta las vacaciones de navidad:

  • Puesta a punto defensiva.

Enfoque 100% en conceptos básicos (posición, comunicación) y trabajo defensivo
(En ataque sólo introduciremos normas generales y básicas para plantear un orden)

  • Defensa situaciones, introducción ofensiva.

Seguimos con carga y enfoque en defensa. Introduciendo análisis de situaciones de ataque por concepto: Defensa del corte, Recuperación P.Atrás, Bindirecto, Bdirecto.

  • Puesta a punto ofensiva

Partiendo de la introducción de las anteriores 2 semanas, ampliar normas básicas introducidas y trabajar en juego por conceptos básico, con mucha atención al ritmo y timming de los movimientos. Bastante carga de corrección de lecturas.

  • Ataque contra defensas zonales

Identificación de espacios contra zona. Situaciones para generación de ventajas.

  • Defensa zonal

Planteamiento de un tipo de defensa zonal. Introducción de conceptos y puntos clave a explotar.

  • Sistema de ataque I
  • Sistema de ataque II
  • Vacaciones de Navidad (¿Participar en un torneo?).

Este ejemplo de bloques de trabajo o microciclos, podría ser aplicable a un equipo Cadete o Junior…en cualquier caso no busco que lo tomes al pie de la letra, simplemente espero que te sirva, como una referencia más que te pueda servir de ayuda para tu propia estructura de trabajo.

Por ejemplo verás que mi punto de partida es la defensa. Poniendo el foco en defensa podemos incidir en pilares básicos del juego evitando centrarnos en el ataque, en una fase del año en la que todavía estamos cogiendo sensaciones con el balón y en la que seguramente habrá muchos más fallos debido a la falta de rodaje de los jugadores.

Cada microciclo debe entenderse como un bloque a introducir algo nuevo, pero acumulando lo anterior.

Las duraciones de cada bloque pueden ser según tu criterio, como referencia yo empezaría por 2 semanas cada bloque y posiblemente hasta navidades te sobren semanas. Teniendo esto en cuenta, podrías decidir alargar alguna a tres y en algún caso, reducir a una, según los progresos que vayas viendo.

Diseño de estructuras de sesiones de entrenamiento.

Seguimos haciendo zoom. Habiendo dividido nuestro primer mesociclo en microciclos, llegamos al momento de tener que diseñar las estructuras de nuestros entrenamientos.

Personalmente es la etapa en la que más me gusta dedicar tiempo a analizar y pensar, en este punto es cuanto empezaremos a ser conscientes de que aunque 10 meses puedan parecer muy largos, en realidad al pasar por este filtro, el tiempo disponible que dedicamos al trabajo de cada concepto o apartado técnico no es tanto.

Cálculo del tiempo disponible

Saquemos la calculadora.

Pongamos que de las aproximadamente 40 semanas totales disponibles, de trabajo efectivo, sólo tienes 35 semanas.

Si entrenas 3 días a la semana, 90 minutos por sesión, esto hace la friolera de:

«3*90*35=9450 minutos«. Lo cual traducido a horas son 157 horas y media.

Por hacernos una idea desde la perspectiva de un «adulto», Si comparásemos esa cifra con una jornada laboral de 8 horas, los 10 meses de entrenamiento de un jugador, equivalen a 4 semanas de un trabajador a jornada completa. Por eso no es casualidad que los niños y niñas que participan en actividades extra, tipo tecnificaciones, selecciones o doblar con otros equipos, ya no es que tengan más talento que el resto, si no que la inversión en horas de dedicación en comparación con otros que sólo hacen las tres sesiones, propicie que se produzcan diferencias evidentes.

Volviendo al punto,  tenemos 157,5 horas disponibles para entrenar (partidos a parte), ¿Cómo las aprovechamos al máximo? y aquí hemos llegado a un punto que para mi es totalmente diferencial a la hora de obtener unos resultados u otros.

Desglose de trabajo de un entrenamiento tipo

  • Técnica 1c0 / Trabajo físico específico
  • Tiro Técnico
  • Volumen de tiro
  • Situaciones 1c1
  • Juego reducido: Situaciones sin oposición
  • Juego reducido:  Situaciones con oposición
  • Tiros libres
  • Conceptos 5c0
  • 5c5
  • Trabajo de flexibilidad

En una semana disponemos de 270 minutos, repartidos en 3 sesiones de 90 minutos. ¿Cómo los aprovecharemos al máximo?

En este apartado entramos en una zona de detalle y de filosofías de entrenamiento…Posiblemente al ver el desglose que te propongo, no estés de acuerdo del todo. Aunque todas las etapas son importantes, quizás como decidas repartir el tiempo disponible sea diferencial a la hora de obtener unos resultados u otros…Sobre este tema podríamos dedicar publicaciones enteras sobre como estructurar tus sesiones.

Por ejemplo habrá gente que los conceptos más densos, los prefiera introducir al inicio de la sesión…aquí ya dependerá mucho tu opinión como entrenador, las experiencias que hayáis tenido cada uno.

Asignación del tiempo disponible a cada tipo de trabajo

Una vez definida el desglose tipo, toca decidir como vas distribuir el tiempo disponible, teniendo en cuenta la sesión y tipo de trabajo. Sobre esto he escuchado opiniones de todo tipo. Volvemos al terreno de las filosofías de cada entrenador.

He escuchado opiniones como que en el entrenamiento antes del partido no trabajan con oposición, para evitar frustraciones de cara al partido si por lo que sea ese día no se entrena bien (esto proviene más del alto rendimiento)… Otras opiniones sobre que la técnica individual sin estar asociada a una situación de juego real o concierto grado de oposición, no sirve para nada… Otras opiniones sobre que dedicar tiempo a la corrección del gesto técnico es secundario, con respecto a la importancia de que el gesto lo hagan siempre a máxima velocidad… Esto de nuevo, daría para más artículos específicos (me encantaría que si tenéis opiniones, os animéis a comentar o incluso a enviarme vuestra opinión en forma de publicación).

El resultado de vuestras decisiones sobre la dedicación del tiempo disponible, debería concluirse en una tabla de este tipo:

Tabla desglose de trabajo y distribución temporal semanal

Y llegamos a la «última parada» del ejercicio de planificación que os estoy proponiendo.

Matriz de conceptos a focalizar en cada microciclo

Estamos en el nivel de mayor detalle de todo el proceso, ya con el zoom «casi» al máximo,  nos toca dar contenido a cada desglose de trabajo definido en el paso anterior, pero que a su vez tenga coherencia con el bloque o microciclo que corresponda.

Qué conceptos vamos a trabajar. A la hora de plantear un ejercicio, estaremos de acuerdo en qué dentro de la tarea propuesta, puede haber muchos detalles a corregir. Por eso cuando utilizo la palabra trabajar, me refiero a dónde ponemos el foco como entrenadores, a qué detalles de la ejecución de la tarea queremos que presten especial atención nuestros jugadores.

La decisión de los conceptos a trabajar en cada apartado de la sesión, es muy extenso y aunque no lo vamos a recoger en esta publicación. Al trabajar este punto y cuando estemos entrenando y «ejecutando lo planificado», nos daremos cuenta de si lo definido aquí se parece a las necesidades reales de nuestro equipo. Pudiendo bajar incluso al análisis jugador a jugador.

Por poner en contexto lo que te recomiendo hacer en esta fase, tendríamos que generar una tabla. En la primera columna nuestros bloques de trabajo o microciclos y en la primera fila el desglose de trabajo de una sesión tipo.

Siguiendo nuestro ejemplo, el primer microciclo sería «Puesta a punto defensiva» y el primer apartado de trabajo de la sesión seria «Técnica 1c0 / Físico Específico». Para completar nuestra tabla a mi se me ocurriría proponer:

  • Posición básica defensiva
  • Mantener distancia con el atacante según haya botado o no.
  • Actividad de manos
  • Recuperación flexionado
  • Negar corte interponiendo el cuerpo
  • Bloqueo de rebote
  • Rotación defensiva
  • Comunicación

¿Quizás sean demasiados detalles verdad? recuerda que estamos planificando y que lo importante es tener en mente que la planificación es un proceso vivo. Re-planificar y ajustar es LO NORMAL. El que te diga que planifica la temporada y que nunca tiene que cambiar nada, puede ser por dos cosas. Porque no haya llegado a un nivel de detalle suficiente, porque el proceso de planificar no se lo tome demasiado en serio o porque TE MIENTA. (jajaj aquí estoy siendo un poco exagerado).

De acuerdo al microciclo en el que estemos, deberíamos ir rellenando conceptos o tareas según el apartado de nuestra sesión.

Si seguimos con nuestro ejemplo, deberíamos ir colocando conceptos relacionados con «Puesta a punto defensiva» en cada apartado de nuestra sesión: Técnica 1c0, 1c1, juego reducido, conceptos 5c0, 5c5

Esta matriz resultante debería ser una guía bastante buena de cara al diseño de las tareas a proponer en cada entrenamiento. También nos puede servir de referencia de cara a la evaluación de la progresión del equipo.

¿Necesitamos reforzar ciertos conceptos? ¿Merece la pena dedicar una semana más a este bloque? ¿Hay detalles que ya tienen superados y no merece la pena incidir en ellos? ¿Al pasar al siguiente micro-ciclo, qué nos estamos dejando atrás?

Diseño de los entrenamientos y ejercicios

Y por fin hemos llegado al día a día. Estarás de acuerdo conmigo en que si has llegado hasta aquí completando todos los pasos anteriores, a la hora de diseñar un entrenamiento seguramente tengamos las ideas algo más claras. O al menos entrenemos con más seguridad sabiendo lo que queremos entrenar.

Seguro que habrá compañeros leyendo esto que dirán…-puff, y la de entrenadores que se plantan ante su equipo, sin tener nada planificado, tirando de ejercicios de toda la vida.– Bueno, yo diría que hay de todo…y aquí es donde el nivel o la seriedad del trabajo en unos equipos u otros se empieza a notar.

De todas formas sin planificación pero con buenos entrenamientos se puede «sobrevivir» e incluso algo más que eso. Pero…¿Qué son buenos entrenamientos? En mi opinión, buenos entrenamientos son aquellos que cumplen con los siguientes condiciones:

  • Máximo tiempo del jugador en movimiento. Para jugar mejor se requiere práctica, no escuchar grandes liturgias.
  • Coherencia o pocas contradicciones en lo que pedimos a los jugadores.
  • Que los jugadores disfruten, que lo pasen bien y que tu también disfrutes.
  • Que disfruten tanto, que le dediquen tiempo extra fuera de los entrenamientos.

Sobre qué ejercicios plantear. El entrenador con poca experiencia es normal que lo primero que haga sea buscar webs o videos con ejercicios. Eso no está mal, pero sé consciente de que la mayoría de las veces no te hará falta encontrar el ejercicio «X» revolucionario en ningún sitio.

Más bien te recomiendo que pienses en situaciones del juego concretas. Coge el gesto técnico, el movimiento que te gustaría trabajar y decide la zona del campo asociada a esa situación. Decide el número de repeticiones y el tiempo de descanso que tendría el jugador entre ellas. Si se queda corto el trabajo, añade otros desplazamientos o acciones, si se dispersa mucho el foco de la tarea, simplifica…evalúa el nivel de dificultad de las tareas que propones, incluye elementos más complejos o más sencillos para que todos los jugadores mantengan la concentración durante la ejecución…

Diseña un entrenamiento equilibrado, según la carga física de cada ejercicio y dentro de la perspectiva global del entrenamiento y de la semana de trabajo…

Todo este proceso es apasionante por si mismo y da para muchoLo más importante es que disfrutes entrenando y que lo noten tus jugadores! Si crees en lo que estas haciendo, eso se transmite a tus jugadores, que confiarán más en ti. Un entrenador con la sesión preparada y que mantiene la coherencia durante el paso de las semanas, se nota y eso se traslada al juego.

Notas adicionales, temas que no estamos revisando

Bueno…podríamos leer libros enteros dedicados a cada apartado.

Quizás hemos dejado sin revisar un último nivel de detalle en la planificación dedicado al desarrollo de cada jugador. Pero ahí yo creo que estamos entrando en el ámbito de la tecnificación, que si bien no todos los clubes tienen sesiones específicas, es un tema que el entrenador en cada bloque de trabajo de las sesiones y a la hora de diseñar los ejercicios, si que debería tener en cuenta.

También nos estamos olvidando de la parte de control de cargas. Te recomiendo esta lectura, muy interesante, pero reconozco que ya mucho más densa a nivel técnico: Control subjetivo de las cargas de entrenamiento

Si quieres leer algo más generalista sobre el tema de los macrociclos, mesociclos y microciclos, te recomiendo esta lectura: El Microciclo de Entrenamiento

Espero que os haya gustado la publicación, tanto como yo he disfrutado escribiéndola, si tienes interés en profundizar en alguno de los temas explicados o tienes alguna duda sobre como montar ese archivo de excel o alguna tabla, ya sabes donde encontrarme!

Ojo! esta es mi forma de entender la planificación de una temporada! Si te apetece compartir tu enfoque o ampliar algún punto, estaré encantado de publicarlo en el blog.

y tú, ¿Cuáles son tus mayores dificultades a la hora de planificar? ¿Te atascas en algún punto en concreto? ¿Cuáles son los detalles que no pueden faltar en tu planificación? Comenta!!

No olvidéis dejar vuestros «me gusta», compartir, comentar y suscribiros al blog.

Logo Tubaloncesto.es

Suscríbete a nuestras publicaciones!
Introduce tu dirección e-mail: Es posible gracias a FeedBurner

Dirección de partidos de Minibasket: 3 Detalles Imprescindibles en Ataque que el entrenador debe corregir durante un partido

Partido de Minibasket entre dos colegios de Gijón

Hola a todos!

Está mañana he aprovechado para estirar un poco las piernas e ir a ver un partido de minibasket entre dos colegios de aquí de Gijón. He disfrutado mucho con la sensaciones del ambiente de un colegio un sábado por la mañana. Dos equipos con entrenadores jóvenes, y un par de amigas para ayudar a hacer mesa y arbitrar el partido. Siempre te alegra ver a las nuevas generaciones tirando para adelante del deporte base. Su ilusión y la forma en la que se desenvuelven dirigiendo un grupo de niños con un grupo bastante amplio de familiares animando y disfrutando del partido.

Sobre la dirección de partidos de minibasket, los parroquianos de Tubaloncesto, ya habréis leido Dirección de partidos de Minibasket la ejecución de los detalles. Me parece clave que los entrenadores menos experimentados, sepan reconocer los puntos sobre los que deben enfocar su atención a la hora de dirigir los partidos.

Viendo el partido de hoy me gustaría compartir contigo 3 Detalles imprescindibles en Ataque que considero que todo entrenador debe corregir durante un partido de minibasket.

Ten en cuenta que lo que te voy a decir, es importante que lo tengas claro para detectarlo y corregirlo durante el partido. Pero como ya comentamos anteriormente, la clave para que las cosas salgan en los partidos es haberlas entrenado. No sirve de mucho volverte loco corrigiendo cosas que nunca has entrenado…por eso es muy importante plantear entrenamientos que tengan transferencia al juego.

1- Que el jugador bote con la mano del lado de la pista por el que va botando.

El jugador debe reconocer que si va botando por el lado izquierdo, debe botar el balón con la mano izquierda y viceversa.
¿Por qué? De esta forma el balón estará alejada del defensor.

2- Hacer el campo grande.

Los niños tienen tendencia a arremolinarse en el tiro libre. No te pido ni si quiera que se coloquen en 5 posiciones. En categoría benjamín, con que aprovechen todo el ancho de la pista es suficiente. Esto permitirá al jugador con balón atacar más fácilmente la canasta y si algún niño hace una finta de recepción o simplemente su defensor se despista, tendrá mucho más espacio para generar una ventaja. Además cuando los jugadores aprovechan mejor el espacio y no están amontonados, es mucho más fácil que el que tiene balón identifique esas ventajas y surjan buenas situaciones de pase.

3- Antes de botar, mirar.

Como norma general hay que insistir en que cuando el jugador reciba o recupere un balón lo primero que tiene que hacer antes de lanzarse a botar, es mirar si tengo algún compañero en mejor posición para meter canasta que yo.

¿Sabías que el pase más efectivo en minibasket es el pase de béisbol? Si logras que cuando uno de tus jugadores coja un rebote y los compañeros corran, te vas a llevar muchas alegrías si con capaces de ejecutar medianamente bien este tipo de pases.

En edades tan tempranas la tendencia natural del niño es coger el balón y salir botando. Su visión periférica se estrecha y sólo ve lo que tiene delante. Hay que promover la generosidad desde que son pequeños y reforzar cuando un niño da un pase a un compañero. A la larga se generarán más oportunidades si el equipo es capaz de compartir el balón.

EXTRA CONSEJO!!: Dedica en todos los entrenamientos gran parte del tiempo a la mecánica de tiro.

Flexión de piernas y dejar el brazo estirado con la mano en «pico de pato». No sirve de nada jugar muy bien o tener niños altos y rápidos, si cuando llegan a la situación de tener que tirar, te encuentras con que tiran mal y fallan muchas por no tener una correcta ejecución. Al principio puede que sea más cómodo que tiren como quieran, como al menos así «las llegan», y como puede que tirando con la mecánica correcta al principio no la lleguen, pues miras para otro lado…pero en el medio plazo verás que si tu equipo tiene unas bases sólidas de una buena mecánica de tiro, las alegrías en forma de canastas transformadas, empezarán a llegar y te evitarás muchas frustaciones.

Espero que os haya gustado y le encontréis utilidad a estos 4 consejos. Como siempre, estaré encantado de leer en los comentarios, algún detalle más, o que me digas en cuáles no estas de acuerdo.

No olvidéis dejar vuestros «me gusta», compartir, comentar y suscribiros al blog de los Entrenadores PROMINI 

promini_letra

Suscríbete a nuestras publicaciones!
Introduce tu dirección e-mail:

Es posible gracias a FeedBurner

@CoachMeBasketball |10 Cuestiones a tener en cuenta para un Nuevo Comienzo

Hola a todos!,

Siguiendo con el momento en el que estamos de pretemporada y nuevos comienzos por aquí en España, quiero compartir con vosotros este artículo que reflexiona y comparte de una forma muy personal y enriquecedora, 10 claves a plantearse a la hora de enfrentar una nueva temporada. Veréis que comienza hablando de la situación si fuera en un nuevo club, pero yo creo que es interesante que nos planteásemos estas cuestiones siempre.

No dejéis de revisar las normas que propone para crear una disciplina y cultura de equipo. Son geniales!

Leer más@CoachMeBasketball |10 Cuestiones a tener en cuenta para un Nuevo Comienzo

EntrenaconAlexPerez.com | ¿Se aprende más de las derrotas, o de las victorias?

Os dejo con una interesante reflexión de Alex Perez, sobre las victorias y las derrotas, errores de concepto que se cometen, el valor justo que debe darse a cada situación, la importancia del entorno…¡No tiene desperdicio!

Hace unos días planteé un debate sobre la idea que me rondaba desde hacía semanas: ¿Se aprende más de las derrotas como nos han hecho creer, o de las victorias?

Hablé con entrenadores consagrados, con entrenadores de formación, con profesores/entrenadores, jugadores tanto profesionales como en formación…o sea a todo aquel que conocía lo asaltaba…usé las redes sociales para difundir la idea y crear el debate, y en estas líneas os dejo algunas conclusiones del debate y la reflexión, sin que dichas ideas sean más que mi reflexión sobre la idea, una vertiente nueva, que quizás debamos explotar.

Tengo dudas si debemos diferenciar entre el profesionalismo y la formación, puesto que el fin es el de aprendizaje.

Así que vamos con ello:

¿Cuál es el significado básico de ganar?

Ganar es superar obstáculos para alcanzar un objetivo, pero debemos tener mucho cuidado, puesto que el valor de la victoria no es, o al menos no debe, ser mayor que el valor del objetivo alcanzado, ahí debemos ser muy insistentes con los chicos, para ir encaminándolos a victoria como sinónimo de conseguir objetivos de logro (educarlos en ello).

Y al igual que en lograr la victoria, el lograr el objetivo puede no ser tan valioso como la experiencia que puede obtenerse del esfuerzo para superar los obstáculos que se presentan. El proceso, si trabajamos en él, debe ser más gratificante que la victoria en sí.

Si educamos en el hecho que es necesario tener obstáculos difíciles que superar, es fácil ver los verdaderos beneficios que se pueden obtener, cambia la percepción que tenemos del rival:

  • El rival es quien pone los obstáculos, y por tanto coopera en nuestro aprendizaje.
  • La competición es nuestro examen semanal.

Viéndolo así nadie es derrotado. Ambos equipos se benefician de los esfuerzos de unos y otros en poner los problemas. Los dos se hacen más fuertes y cada uno participa en el desarrollo del otro. Esta actitud puede causar muchos cambios en la forma en que enfocamos un partido: Se juega para ganar, pero ganar a nosotros mismos, en conseguir mejorar.

El partido en sí cambia:

Debemos jugar cada canasta para ganar. No nos debemos preocupar por ganar o perder el partido, sino únicamente por emplearnos al máximo en cada canasta/defensa porque ahí es donde reside el verdadero valor. Esforzarse al máximo quiere decir concentración, determinación, disciplina y confianza por tanto requiere el máximo esfuerzo mental y físico.

La competición es parte pues del proceso de aprendizaje y la cooperación del rival es fundamental.

Hace poco corrió por las RRSS una frase del mítico entrenador, Bobby Knight <<La mayoría de personas tienen el deseo de ganar, pero muy pocas tienen el deseo de prepararse para ganar>>.

En esta frase tan simple y profunda planteamos la preparación para ganar:

Hay una gran diferencia entre preocuparse por ganar y preocuparse por hacer el esfuerzo necesario para ganar.

Si sólo nos preocupamos por ganar, estamos pendientes de algo que no podemos controlar, el rival juega, incluso la suerte juega. Esa implicación emocional en unos resultados que no podemos controlar, puede desembocar en ansiedad, en presión.

Atendamos pues a aquello que sí podemos controlar que es el esfuerzo que empleamos para ganar. Hacer lo mejor posible en cada momento. De esta forma, la energía que, de otra manera, habría sido consumida por la ansiedad y sus consecuencias, va a poder ser usada para ganar cada momento del partido.

Jugamos, competimos contra nosotros cada segundo del partido.

¿Qué pasa cuando se gana?

La situación de victoria produce un clima en el equipo de euforia, de confianza, de creer que estamos haciendo las cosas bien, el entorno que tanto influye está calmado.

Si conseguimos aprovechar esta situación, si conseguimos invertir el mismo tiempo en el estudio de la victoria que en el de la derrota (hablo siempre de nuestro equipo), ¿qué pasaría?

Tenemos que tener cuidado siendo muy objetivos, nosotros debemos conocer la situación, el clima del equipo, pero a la hora de reflexionar, debemos ser muy sinceros, críticos y evaluar aquella victoria o derrota (Buena derrota, mala victoria –idea de Txema Castro-) con total imparcialidad emocional.

Victoria, derrota en formación:

El tema de victoria y derrota sé que es ambiguo en formación, pues una buena derrota (conseguir los objetivos de logros marcados) o una mala victoria (no conseguirlos), podrían formar parte de nuestro marcador particular, pero perderíamos la acción emocional que os comentaba al principio.

Deberíamos tener un equipo y un entorno (qué importante el entorno…) muy maduro para conseguir regirnos por objetivos de logro, frente a marcador.

La derrota nos saca las deficiencias que tenemos de una forma muy clarividente, para sacar conclusiones de la victoria necesitamos un mayor esfuerzo, pues estamos acostumbrados a buscar lo “malo” frente a lo “bueno”.

Lo que pretendo es buscar acciones a imitar. Crear una estructura sólida que nos aporte unas herramientas de actuación. Potenciar lo que deseamos. Potenciar la confianza, hasta el lenguaje corporal de nuestros chicos, así que cambiemos el chip:

¿Y tú quieres aprender perdiendo o ganando? YO SIEMPRE GANANDO. Y SI NO PUEDO, PUES APRENDERÉ DE LA DERROTA.

Origen: ¿Se aprende más de las derrotas, o de las victorias? – EntrenaconAlexPerez.com

atablero.com | La importancia del bote en categorías de formación

Aquí os dejo un interesante acercamiento al trabajo técnico en categorías de formación, publicado en uno de los blogs que más me gustan por su buen gusto en el diseño y la presentación de los temas que trata. En este caso lo enfoca sobre el bote, pero en realidad es una invitación para reflexionar sobre el peso que le damos a la táctica individual en nuestros entrenamientos.

En las categorías de formación y siempre dependiendo del nivel de los jugadores, evaluamos y ponemos en práctica muchos ejercicios de técnica individual. Se antojan básicos para cualquier chico o chica que esté empezando a jugar a baloncesto. Entre los ejercicios más socorridos están por supuesto los de la mejora del bote de balón. Ponemos tanto interés que incluso compramos pelotas de tenis para que los niños las intenten dominar. Queremos que incluso sepan utilizar también la mano izquierda. O la derecha. Que sean ambidiestros si puede ser. Y que den un pase tras bote con cualquiera de las dos manos. Eso ya son palabras mayores.

Leer másatablero.com | La importancia del bote en categorías de formación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies