Inicio / Publicaciones / Jugadores / ¿Por qué me gusta el baloncesto?: 1- El balón y tirar a cucharón

¿Por qué me gusta el baloncesto?: 1- El balón y tirar a cucharón

No os lo voy a negar en estas semanas en las que más que persona, me estoy sintiendo como un hámster, he sentido que mis aficiones y mis intereses se desvanecían. Entras y entrabas en cualquier medio en internet y sólo encontrabas repetidas de diferentes formas los mismos temas.

Ahora que vislumbramos una pequeña mejoría, que vemos algo de luz en el túnel por el que seguiremos hasta que se encuentren tratamientos efectivos, empiezas a recuperar las ideas sobre como rellenar tu tiempo fuera de la jaula. Este retiro espiritual forzoso, a mi personalmente me ha servido para replantearme que hacía antes y sobretodo por qué lo hacía.

Desde la semana pasada, Netflix ha empezado a distribuir el documental Last Dance al que estamos todos enganchados (aunque mucho, sea más de lo mismo) y hoy por la mañana me encontraba con una publicación de David Sardinero en Linkedin presentando la portada de su edición especial de Michael Jordan y la oferta de suscripción anual a Gigantes del Basket.

Y no sé si por ser del 88 y que mis inicios al basket fueron en pleno apogeo de los Bulls, con Space Jam, etc… pero este repentino bombardeo me ha hecho pensar…

¿Y por qué más que salir a correr a mí lo que apetece es coger el balón e ir a tirar a canasta?

Algunos dirán…muy fácil, porque es lo que has hecho toda la vida…Bueno más allá de eso, me gustaría hacer introspección y arrancar con una serie de artículos en los que pueda compartir contigo a partir de mi experiencia los posibles motivos por los qué me gusta el baloncesto.

Posiblemente si algún aficionado a otros deportes entra y lo lee, quizás piense que lo mismo podría aplicarse a cualquier otro deporte. Con estas ideas, si tu o algún amigo o familiar tiene hijos y están dudando a qué deporte jugar, espero que «mi introspección» ayude para que se decidan por el baloncesto.

El balón es tu mejor amigo.

Tendría yo 5 o 6 años y en el desván de la casa de mis abuelos en el pueblo, mi madre tenía una pelota de goma de similares características a lo que yo pensaba podría ser un balón de baloncesto. Al menos mi mano y la relación de tamaño con el balón encajaban, así que mi abuelo me lo hinchó con la bomba a pedal para su BH y ahí empecé a descubrir lo que era algo parecido a botar una pelota. En realidad la pelota era de balonmano y se parecía mucho a la de la foto siguiente:

Pelota de balonmano Caplan

En el el desarrollo de un niño o una niña, lo primero y más fácil a nivel psicomotriz cuando nos dan una pelota es pegarle patadas. No es fácil para un peque coger y ponerse a botar una pelota, de hecho yo diría que habría que tener cuidado con meter mucha presión si pretendemos que con 4 o 5 años los niños se pongan a botar una pelota (más que nada por evitar que le cojan manía…).

Lo importante es jugar y disfrutar jugando. No importa si son patadas, botar el balón o jugar a las palas en la playa. Lo que si es importante es dejar espacio para que los niños y niñas tengan tiempo para jugar.

Jugando se desarrollan habilidades, destrezas y ¿qué pasa si a un niño le das una pelota de goma un poco más grande que la palma de su mano? Que la empieza a intentar botar. La tira contra el suelo, rebota y vuelve a subir, la agarra con dos manos por encima de su cabeza, la tira contra el suelo con más fuerza y la pelota al rebotar contra el suelo sale despedida por encima de su cabeza…(igual hasta le pega en la cara y se lleva un susto. No pasa nada… nos ha pasado a todos)

Y poco a poco vas viendo que cuanto más botas la pelota, más la vas dominando. Caminas, botas y la controlas, y no sé si fue porque en mi época había un tal Oliver Atom (el Capitán Tsubasa), pero te das cuenta de que el balón puede llegar a ser «tu mejor amigo», vas al parque y te llevas la pelota, vas al colegio y la pelota viene contigo…y cada día sin que te des cuenta, mientras juegas con otros niños, adquieres destreza. Algún día juegas con niños mayores, con el hermano mayor de tu vecino, con tus primos, o les ves jugar y quieres tener la misma destreza que tienen ellos. Aflora una frustración sana.

La frustración bien dosificada, no es mala. De hecho la frustración yo creo que es lo que nos hace avanzar en todos los ámbitos…

Puede que tuviésemos la fortuna de no haber nacido con una tablet o un móvil con acceso a entretenimiento infinito al alcance de la mano, la realidad es que nuestras tablets y nuestros móviles, eran los balones y las pelotas. Iban apareciendo las gameboys, pero siempre fueron un complemento, el foco estaba en jugar y generalmente si estabas fuera de casa, se necesitaba un balón, una dichosa pelota.

Llegar a canasta ¡A Cucharón! ¡Meterla era un milagro!

Poco a poco vas creciendo, 7-8 años y vas teniendo fuerza para llegar a tocar la canasta. La verdad que hasta tener 7 u 8 años y empezar a «entrenar» a baloncesto los sábados por la mañana, no tengo recuerdo de conocer lo que era una canasta de minibasket. Hoy en día tenemos hasta babybasket, yo de aquella sólo recuerdo canastas grandes. Yo creo que todos los que tiramos por primera vez de pequeños, cuando todavía no la llegabas, acabamos tirando en plan a cucharón. Si entraba una era un milagro!.

No sé si por la dificultad, el reto de llegarla, de intentar meterla. Pero la sensación de satisfacción cuando lo conseguías era máxima, ¡Que entrase limpia! ¡CHOF!, en fin, te ibas enganchando.

Quizás en mi caso tuve la suerte de que en la zona donde veraneaba había alguna canasta cerca o no sé si por mi propia subjetividad era algo que sentía que se me daba bien. (Sobretodo en comparación con el fútbol, que me sentía un torpe con respecto a niños más pequeñitos y rápidos). El baloncesto, el botar la pelota y seguir intentando meterlas era algo con lo que disfrutaba, tenía un componente de dificultad agregado y distinto. Un balón un patio de hormigón y tiempo, mucho tiempo libre, fue generándose una afición.

Si localizaba una canasta cerca, las sesiones de cafés y vermouths de mi familia, siempre eran por esa zona. Y es que lo bonito de cualquier deporte y como cualquier otra cosa en la vida, es que cuanto más prácticas, mejor se te da, y con el balón y la canasta, el tirar y fallar, el tirar y meterla, la repetición se convierte poco a poco en tu obsesión.

Mediante el juego, la práctica de un deporte, en mi caso el baloncesto, adquieres de forma totalmente inconsciente un aprendizaje que te servirá para toda la vida: Sin practicar, sin dedicar tiempo a algo, no se obtienen resultados. Todo en esta vida requiere dedicación.

Igual en esto soy subjetivo seguramente, pero el baloncesto, el tiro a canasta, la habilidad con el bote, tiene un nivel de dificultad lo suficientemente bajo para que sea algo accesible a todo el mundo, pero a su vez requiere un mínimo nivel de destreza, de técnica, que en cuanto la vas adquiriendo te destaca de forma muy evidente al resto.

Quizás sea por esto por lo que la etapa que encuentro más motivante como entrenador sea el minibasket. Es en esa etapa donde si el que entrena consigue enseñar los fundamentos mínimos para que sus jugadores boten y encesten, el ver a niños y niñas tirando «a cucharón» y botando a dos manos, evolucionar y pasar a tener un mínimo de técnica, es algo cuasi-mágico y súper satisfactorio.

Después de escribir este artículo, doy gracias por la fortuna de haber ido al cole al que fui y me gustaría dedicar este texto a Germán Prieto que con su peculiar buen humor y paciencia, nos enganchó al mejor deporte del mundo!. Buscando algún link sobre Germán me ha encantado encontrar está reciente entrevista a Fredo, uno de mis profes en 1º y 2º de primaria!

y tú, ¿Qué recuerdos tienes de tus inicios en el basket? ¿Por qué crees que te has enganchado? ¿Qué tiene el basket que no tienen los demás? Comenta!!

No olvidéis dejar vuestros «me gusta», compartir, comentar y suscribiros al blog.

Logo Tubaloncesto.es

Suscríbete a nuestras publicaciones!
Introduce tu dirección e-mail: Es posible gracias a FeedBurner

Sobre Adrián Arboleya

Creando Tubaloncesto.es desde Diciembre del 2009 | Consultoría estratégica. Definir estrategia y plan de acción para potenciar clubes de baloncesto | @adryac Linkedin

Vea También

Auto Entrenamiento de Tiro para Jugadores de Baloncesto

Hola!, Hacía mucho que no publicaba! (cada vez tengo menos tiempo y ganas para andar …

¿Qué opinas? No dudes en escribir si tienes algo que añadir, o si quieres preguntar algo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: